Logo-Piramides
Sitio Oficial del Municipio de Puerto Pirámides, Península Valdes Patagonia Argentina
idiomas
LOBO MARINO DE UN PELO
LOBO MARINO DE UN PELO

Otaria flavescens
Características
Longitud
Machos: 2.80 mts
Hembras: 2.20 mts
Crías al nacer:
entre 80 y 90 cm

Peso
Machos: 350 Kg .
Hembras: 150 Kg
Crías al nacer: entre 10 y 15 Kg

Amenazas de conversación


A pesar que su cuero no era de excelente calidad y que la cantidad de aceite que se obtenía por ejemplar era escasa, el lobo marino de un pelo fue explotado comercialmente. Las matanzas en la Península Valdés comenzaron en 1812 de la mano del británico Henry Libanus Jones, quien durante medio siglo recorrió las costas patagónicas para explotar el negocio de los cueros de lobos marinos. Las primeras matanzas las realizó en Punta Buenos Aires, obteniendo 3.000 cueros.

 

Pero recién el 5 de Agosto de 1914, de acuerdo a la Ley 9475 se autoriza al Poder Ejecutivo Nacional a otorgar concesiones para la matanza de lobos y elefantes marinos para utilizar sus cueros y aceite (que se obtenía fundiendo la grasa). De ese modo el Sr. Lorenzo Machinea logra la concesión para la explotación de estos pinnípedos en las zonas de Punta Buenos Aires, Punta Norte y Punta Delgada. Entre 1917 y 1953 fueron faenados más de 260.000 lobos marinos, tras lo cual se prohibe su comercialización, dando lugar a una nueva actividad: el turismo

Importante

 

Los machos presentan una melena alrededor del cuello.

 

Es importante no acercarse a estos animales ya que el macho es muy agresivo, su mordedura es muy peligrosa y es necesario un drenaje quirúrgico para evitar la gangrena de la zona afectada. También es importante, en caso de encontrar un cachorro solo en la playa, no acercarse porque muerden, y sobre todo no intentar moverlo.

Encuentros bajo el Agua



PINNÍPEDOS




Los pinnipedos son mamíferos marinos perfectamente adaptados a la vida en el medio acuático pero, a diferencia de los cetáceos, pueden vivir también en tierra firme. Estas especies permanecen un período alimentandose en mar abierto y un período en la costa para reproducirse, mudar su pelaje y descansar.
En la Península Valdés se encuentran apostaderos de dos especies de pinnipedos:


Lobo marino de un pelo, pertenecientes a
la familia de los otáridos (leones marinos)
y Elefante marinos del Sur perteneciente a
la familia de los Focidos (focas).


CARACTERÍSTICAS DE ESTA ESPECIE

 

El Lobo Marino de un pelo posee una fisonomía más leonina. Los machos adultos tienen una cabeza robusta, con una densa melena que cubre también el cuello y parte del pecho, de allí el nombre de leones marinos.


Alimentación: peces, calamares y crustáceos
Profundidad máxima registrada: 120 mts
Apnea máxima registrada: 8 minutos.


Color:
La coloración de los adultos varía desde pardo hasta marrón claro amarillento. Los recién nacidos son de color negro hasta la primera muda, que ocurre al mes de vida, en la que adoptan un color pardo oscuro.


COLONIAS O APOSTADEROS REPRODUCTIVOS


 

Los grupos de machos comienzan a ocupar las colonias reproductivas a partir del mes de diciembre, para ocupar un territorio que defienden agresivamente mientras esperan la llegada de las hembras que ocurre dentro de los días siguientes. Estas agresiones entre machos se producen con escaso contacto físico y consisten principalmente en posturas amenazantes y rugidos.

 

Cada macho obtiene un harén que no supera las 10 hembras, aunque suelen “robarse” hembras entre ellos, produciendo a veces serias heridas en la hembra y en ocasiones terminando con la vida de ésta o de algún cachorro que quedó en medio de la pelea.
Las hembras paren sus crías a los pocos días de llegar y vuelven a estar receptivas una semana después del parto, cuando son copuladas por los machos que ocuparon exitosamente un lugar en la colonia.
Las actividades reproductivas de la colonia terminan hacia fines de febrero, cuando permanecen solo las hembras con las crías a las que amamantan durante unos 8 meses.

MACHOS MARGINALES (PERIFÉRICOS) Y SECUESTROS DE HEMBRAS


 

Los machos viejos y los muy jóvenes que fueron vencidos por los machos alfa en la lucha territorial se agrupan en la periferia o alrededores de las colonias y uno de los comportamientos que muestran es el “secuestro de hembras” a las que arrian desde la colonia hasta una costa cercana donde las retienen para poder copular con ellas, aunque las mismas generalmente ya fueron preñadas por el macho alfa del haren.

 

En ocasiones los machos viejos o subadultos secuestran a la hembra y la cría los sigue, aunque el macho no permite que la madre se ocupe del cachorro, que por lo general muere de hambre.
Al encontrar una pareja de lobos marinos solitaria en las playas cercanas a Puerto Pirámides y fuera de la colonia reproductiva, sin duda estamos presenciando un "secuestro".

VIDEOS
NEWS